Creatividad, curiosidad y la increíble dedicación de Newton

Creatividad, curiosidad y la increíble dedicación de Newton

Compartir


Publicado por


Creatividad, curiosidad y la increíble dedicación de Newton

Sin curiosidad, muchas cosas nunca hubieran sido descubiertas o inventadas. En este artículo te contamos el caso excéntrico de Isaac Newton, un genio que experimentó, sin importar el costo, para sacar adelante su creatividad.

Isaac Newton fue un personaje icónico, odiado por muchos y aclamado por otros. Sus aportaciones a la ciencia fueron enormes, partiendo desde ideas y pensamientos que no se podían quedar en su cabeza.

Era una persona tan empírica que las bases de sus estudios siempre partían de experimentos. Fue un inventor nato que en su infancia mostró habilidades creativas construyendo muñecas, molinos y coches de juguete.

Su primer experimento fue cuando saltó a favor y en contra del viento durante una tormenta y después en un día normal, observando las diferencias, calculó la fuerza del viento

Newton pasó mucho tiempo estudiando los colores, tan literal que existen rumores de que podía pasar un día entero viendo el sol con un ojo cerrado para ver la gama cromática.

Su creatividad, curiosidad y obsesión compulsiva siempre dieron origen a inventos, teorías matemáticas y crisis existenciales.

Tuvo una infancia difícil: su padre murió cuando él tenía 3 años y tuvo un padrastro que odió, haciendo que la soledad e insatisfacción le llevaran a sumergirse en libros, dando lugar a sus grandes pasiones.

Newton trabajó en una granja donde su carácter rebelde y su desinterés, mezclados con su imaginación y su creatividad, hacían que fuera despistado y desastroso.

En 1665 llegó la pandemia de la peste negra y Newton, en la granja encerrado y aislado, creó el cálculo integral y diferencial, la teoría de colores y la ley de la gravitación con tan solo 23 años.

 En secreto se convirtió en el mejor matemático del mundo, transcribiendo compulsivamente libros de la materia, solo y sin ayuda de nadie. 

Un desconocido de una manera aislada se convirtió en el máximo exponente del método científico, la experimentación y el rigor.

¿Hasta dónde llegarías por la creatividad?

Newton era una persona obsesiva sumida en sus pensamientos. Se la pasaba meditando en ideas sobre la naturaleza que hacían de él una persona muy despistada, tanto así que en su etapa de granjero cometió muchos accidentes.

 Una vida dedicada a la búsqueda de la verdad que acompañado por su obsesión compulsiva hicieron que incluso se clavara una aguja mientras desarrollaba la teoría del color que usamos ahora para hacer paletas de colores.

Era inseguro y debido a eso decidió guardarse muchas ideas. Desde pequeño sus maestros lo catalogan cómo alguien rebelde y con problemas para relacionarse.

Prueba de su rebeldía fue que enfrentó a la escuela clásica de ese entonces con su definición de la luz (enfrentándose a casi 100 años de estudios).

Algunas curiosidades sobre la gran mente de Newton

  • Se enamoró una vez, pero dicen que nunca mostró sus sentimientos. 
  • Se olvidaba de dormir o comer por estudiar y leer.
  • Era feliz en soledad absoluta.
  • Escribía sus pecados en una libreta. 
  • Durante la “burbuja de los tulipanes”, Newton perdió 20 mil libras por su ambición de especular que ganaría mucho dinero. Ni los genios se salvan de las crisis financieras.
  • Mientras trabajaba en una granja, había un recorrido donde tenía que sujetar a un caballo de las riendas. Mientras él tenía esos pensamientos profundos no se percató que había perdido al caballo.
  • Fue arduamente obsesivo con la alquimia y la astrología.

Creatividad y curiosidad: la más poderosa fórmula

Newton fue una figura estrafalaria que construyó su propia visión del mundo desde la ciencia y matemáticas.

Una vez dijo: “no sé qué podré parecerle yo al mundo, pero tengo para mí que no he sido sino un muchacho que juega a la orilla del mar, que se distrae de cuando en cuando al encontrar un guijarro más liso o una concha más bella que las habituales, mientras que el gran océano de la verdad se extiende ante mí aún por descubrir” 

Newton dedicó su vida a investigar y aprender. Su gran impulso fue la curiosidad y su medio fue la creatividad, llegando a muchas conclusiones y teorías que hoy en día siguen vigentes.

Despierta tu creatividad y hazte preguntas que nunca nadie más ha hecho.

Ten por seguro que de tu curiosidad, tu pasión y tu creatividad pueden salir muchas cosas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *