La gente NO evitó tomar Cerveza Corona por el Coronavirus (¡pero sí hablaron al respecto!)

cerveza-corona-coronavirus

Compartir


Publicado por


A Cerveza Corona le tocó mala suerte este año. La marca comparte nombre con el coronavirus Covid-19, la pandemia que tomó al mundo por sorpresa y ha impactado enormemente en todas las facetas de la vida, desde la organización familiar hasta las estrategias de marketing.

La similitud es más obvia en países angloparlantes, pues a diferencia de quienes hablan español como lengua natal, para muchos consumidores de Estados Unidos, la palabra “corona” solo significaba una marca de cerveza hasta hace poco.

Ni Corona ni Constellation Brands, la empresa que es titular de la marca en E.E.U.U., tienen la culpa. Solo fue una coincidencia que terminó poniéndolos en una posición incómoda. Se reportó a través de Tendencias de Google que usuarios de internet asocian la cerveza con el virus y más tarde que un porcentaje alto de los consumidores optarán por no tomar la marca.

¿Las buenas noticias? El impacto sobre Cerveza Corona fue más especulación que realidad. De hecho, la marca supo aprovechar que su nombre estaba en auge para destapar estrategias de comunicación inteligentes.

cerveza-corona-coronavirus

¿Por qué se decía que la gente dejaría de tomar Cerveza Corona?

El público en internet disfruta reírse de la ignorancia ajena. Por eso, cuando comenzaron a brotar reportes de que consumidores estadounidenses estaban confusos sobre la relación entre la cerveza y la pandemia, al punto de que algunos creían que tomar la bebida les daría el virus, la noticia rápidamente se viralizó.

Cuando comenzó la pandemia, las búsquedas en Google se dispararon con términos como “corona beer virus” (cerveza Corona virus). A esto se le sumó especulaciones de bajas en ganancias para AB InBev, la empresa dueña de la marca, que se atribuyó al virus. Aunque esto fue cierto, no afectaría directamente a Cerveza Corona, sino a todo su catálogo de bebidas, debido al efecto de la pandemia sobre la economía global, particularmente en China.

Luego, se difundió un reporte de la empresa de relaciones públicas 5W, afirmando que el 38 por ciento de los consumidores de E.E.U.U. no comprarían la marca bajo ninguna circunstancia en estos momentos. Sin embargo, la cifra que se popularizó incluía respuestas de todos los consumidores. Si se habla solamente de quienes acostumbran beber Cerveza Corona y planeaban dejar de hacerlo en el contexto de la pandemia, el número se reduce a un mucho más coherente 4%.

Lo que hizo Cerveza Corona (y lo que podemos aprender)

A pesar de las supuestas asociaciones al virus, y las dificultades para la industria cervecera durante la pandemia, lo que realmente dejó huella en los consumidores fue el nombre de Cerveza Corona, algo que supieron manejar para seguir adelante con sus estrategias tanto ya planeadas como nuevas.

En Estados Unidos, Constellation Brands lanzó un comunicado aclarando la situación (aunque al parecer, no hacía tanta falta como parecía) y de paso presumiendo que vieron un crecimiento en sus ventas de Corona.

En México, hace unos días, lanzaron una nueva variedad con nombre Corona Ligera, respondiendo a la demanda por opciones con bajo contenido de alcohol.

Durante la pandemia, tanto Corona como sus propietarios en Grupo Modelo apostaron por exaltar el sentimiento de comunidad y altruismo que los mexicanos vivimos frente a las dificultades, a través de iniciativas socialmente responsables a favor del bienestar de su comunidad.

En abril, la empresa se comprometió con la donación de 100 mil botellas de agua purificada al Gobierno de la Ciudad de México para los trabajadores de salud pública, con un diseño de botella que celebra su icónico packaging.

Ahora, comercializan una lata edición especial de Corona Cero, con el texto “Gracias Extra” donde iría el nombre de la marca, con la intención de donar fondos a la Cruz Roja Mexicana.

corona-gracias-extra-coronavirus

Además, con el programa Tiendita Cerca, buscan fomentar la economía de los comercios pequeños con un directorio fácil de navegar desde el cual los consumidores pueden pedir bebida a domicilio desde un expendio cercano sus hogares. En paralelo, donaron 2,500 bicicletas para facilitar estas entregas.

El público habló incansablemente de una casualidad desafortunada, pero la marca supo captar esa conversación y transformarla en algo positivo. Por eso, de Cerveza Corona se debe aprender que las marcas no deben hacerse hacia atrás frente a situaciones incómodas, sino navegar hacia delante, sin miedo, con creatividad y tacto

   
Tips para tu negocio en tiempos de crisis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *