Aprende a posicionar marcas como un experto

como-posicionar-una-marca

Compartir


Publicado por


Para una marca, lo más importante es posicionarse en la mente de los consumidores y ocupar un lugar dentro de sus opciones cuando están considerando adquirir un producto o servicio. El posicionamiento es la serie de estrategias van a diferenciar frente a la competencia y consiste en demostrar ventaja competitiva.

El posicionamiento de una marca sirve para facilitar el conocimiento real de un producto o servicio. Al descubrir la ventaja competitiva que un producto o servicio ofrece, el siguiente paso es hacer que los demás reconozcan esa diferencia y la recuerden.

En un lugar donde todos prometen ser la mejor opción, a veces es difícil decidir qué cualidad de un producto se debe resaltar para ser diferenciado y tener una participación en el mercado. Cada marca es distinta, por lo que necesita desarrollar una estrategia de posicionamiento que se ajuste mejor.

Publicidad de Google

¿Cómo posicionar una marca?

  1. Punto de comparación con la competencia

Este tipo de posicionamiento sirve para demostrar las ventajas competitivas de una marca sobre otra. Es decir, hay que conocer la principal característica de la marca para mostrar superioridad sobre otros que ofertan lo mismo.

Cuando se tiene una clara diferenciación que no existe aún o que nadie ofrece, se puede posicionar como líder en el mercado, en el caso que no sea así, se debe buscar una alternativa para ser la siguiente opción del cliente.

Es necesario conocer contra quién se va a comparar. Al saber los atributos y características de la competencia, se puede encontrar un hueco débil que puedes destacar para sobresalir.

  1. Posicionamiento por atributos

El factor clave en este tipo de posicionamiento es resaltar un atributo de tu producto o servicio. Puede ser por sus beneficios, cualidades del empaque, propiedades técnicas, etc.
Al momento de lanzar una propuesta de valor supone que incluir tus atributos hará que el cliente caiga enseguida. Tiene que ser una propuesta atractiva y única que atraiga al cliente por el hecho de hacerle pensar que esta comprando algo diferente del montón.

 

  1. Posicionamiento por uso o aplicación

En un mercado donde hay muchas ofertas de los mismos productos, se tiene que buscar alternativas para ser el preferido.

¿Es verdad que el tipo de uso y aplicación influye en la toma de decisiones? Esta comprobado que los consumidores se dejan llevar por cierto tipo de productos solo por que la aplicación resulta ser de uso fácil y ahorra tiempo.

Y para este posicionamiento sería bueno pensar quién es la persona que lo estará usando y de qué modo puedes hacer de algo que pareciera tonto es realidad puede resultar como una ventaja sobre la competencia.

  1. Basado en el usuario

Este tipo de posicionamiento describe la marca como si estuvieras hablando de una persona. Humanizar un producto o servicio es una excelente estrategia para llegar al consumidor como si fuese una persona.

Se utiliza mucho que la imagen sea de una persona influyente, ya sea un artista o famoso, para que relacionen la marca con una imagen familiar que los represente.

Normalmente el representante de la marca debe seguir una vida con los valores de la marca para que sea creíble y los consumidores aspiren a ser como ellos y quieran el producto por la afinidad que sienten al personaje.

  1. Basado en un estilo de vida

Este posicionamiento es el indicado cuando te diriges a un segmento claro que sigue las una serie costumbres y estilo de vida en común.

Las personas no compran leche de almendras por que sea mas cara o por el empaque bonito; estas personas creen y tienen la convicción de que es el mejor sustituto de leche de vaca para su alimentación.

La elección del producto o servicio tiene que ver con el estilo de vida que llevan y no con el producto en sí. Se trata de ser la mejor alternativa para ese nicho que busca un producto que se adapte a su vida y que con seguridad demuestre ser la mejor.

  1. Posicionarse con base al precio

El valor de una marca nunca debe definirse por el precio, pero existe el caso cuando este atributo es el ancla que jala al mercado deseado.

Cuando se es líder en costos, se puede tomar el lujo de tener los precios más bajos en el mercado para destacar. En el caso de que no sea así, no se recomienda regatear ni bajar precios por debajo de lo sustentable..

¿Cuál es el más adecuado para una marca?

Existen productos que tienen ciertos usos y aplicaciones que podrán no ser los candidatos más interesantes (por ejemplo, un producto de limpieza) pero al usar un posicionamiento basado en estilo de vida y en el usuario puede hallar su lugar como la mejor entre las marcas por la percepción creada.

A la hora de decidir que estrategia es la más adecuada se deben tomar en cuenta:

  • El público objetivo
  • Encontrar una diferenciación
  • Justificar la ventaja competitiva
  • Comunicación de la marca

Publicidad-Lego

Errores comunes en el proceso de posicionamiento de marca:

Puede suceder que una marca no defina una característica específica por la cual quiera destacar y se pierda en el camino. Cuanta más información se quiera que los consumidores retengan, más difícil será identificar el valor único de la marca.

Tampoco se puede caer en el juego de querer posicionarse con algo que no existe, porque pone en peligro la credibilidad y causará numerosas decepciones.

Los 4 errores comunes al querer posicionarse en el mercado son:

  1. Sobreposicionamiento: Es cuando se crean muy altas expectativas en los atributos de marca y no llega al mercado objetivo esperado.
  2. Subposicionamiento: Es cuanto una empresa no destina los recursos suficientes para difundir su marca y al momento de entrar en el mercado los consumidores no tienen ni idea de quién es.
  3. Posicionamiento confuso: Cuando no se tiene claro el público objetivo al que se dirige una marca se puede caer en confusión en los mensajes de comunicación, porque al querer abarcar varios mercados a la vez no se consigue ninguno concreto.
  4. Posicionamiento dudoso: Decimos que un posicionamiento es dudoso cuando no se es claro con la información del producto y de sus beneficios, lo que causa desmeritar a la marca o crear desconfianza.

Reposicionamiento:

Debido a los cambios en el entorno y las exigencias del consumidor, es importante plantear cuándo es necesario reposicionar una marca. En esta caso significa cambiar el enfoque antiguo por uno nuevo teniendo en cuenta los nuevos competidores y consumidores.

Este reposicionamiento ayudará a reorientar las estrategias de marketing y puede implicar cambios en la imagen de la marca, la comunicación, los valores, ventaja competitiva, entre otros.

Posicionar una marca es una tarea compleja que requiere de un mercadólogo profesional con amplia experiencia, así como la capacidad de encontrar el mercado meta y hablar de forma que llegue a ellos.

¿Tienes un proyecto de branding? ¡Te ayudamos!

 

¡Nos encanta leerte! Deja tu comentario y cuéntanos, ¿Qué te parece?

contacto@grupoendor.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *